martes, 8 de noviembre de 2016

TENGO TU NÚMERO

Esta semana, al fin, vengo con la reseña y es que he tardado más de lo que quisera, pero a veces se me hace muy difícil leer cada día. 

Tenía ganas de leerme este libro. Primero porque es de una de mis autoras favoritas: Sophie Kinsella. Segundo, porque había leído buenas reseñas. Tercero, porque tenía ganas de pasar un buen rato.

Así que os dejo con la reseña y luego me comentáis a ver qué os ha parecido.

Poppy Wyatt casi no se lo cree. ¡Nunca en la vida ha tenido tant suerte! Pero, justo cuando está a punto de casarse con el maravilloso Magnus Tavish, su final feliz empieza a desmoronarse. No solamente ha perdido el valioso anillo de compromiso durante un simulacro de incendio en un hotel, sino que también le han robado el móvil. Aturdida, desesperada, mira a su alrededor y ve un teléfono tirado en una papelera. 
"¡Perfecto, para mí!" piensa. "Ahora podré dejarle un número de móvil a los del hotel para que me llamen cuando encuentren mi anillo".

Bueno, casi perfecto, porque el propietario del teléfono no está muy de acuerdo. Quiere que se lo devuelva y tampoco le hace ninguna gracia que Poppy se lance a leer sus mensajes y a meterse en su vida personal.
Como he dicho antes, Sophie Kinsella, para mi es casi una apuesta segura. Puede que sus historias no sean trascendentales, pero a mi me entretienen y me sacan de mi vida, para pasar un buen rato siendo la protagonista de una loca historia como la que nos presenta en Tengo tu número.
¿Por qué me gustan este tipo de libros? Creo que porque el día a día, en mi caso, es estresante. Leer algo que me haga sonreír o sonrojarme (incluso tener vergüenza ajena en algunos casos) hacen más llevadero el camino de vuelta a casa y con ello desconecto de todo lo que ha pasado durante el día para llegar tranquila y contenta a casa.
Como digo no es una historia trascendental que nos vaya a cambiar la vida, pero es una lectura divertida que entretiene y es que para mi Sophie Kinsella, en este aspecto, es lo más de este mundillo. 
En pocas páginas el libro ya me había conquistado e intentaba leer siempre que podía (como digo los 30 minutos de vuelta a casa no me los quitaba nadie). Y es que la protagonista: Poppy, me encantó en todo momento.
Poppy es una chica que lo tiene todo, eso piensa ella. No puede creerse la suerte que tiene y es que tiene un trabajo estable que le encanta como fisioterapeuta trabajando con dos de sus amigas y en poco más de semana y media le dirá SI QUIERO, en el altar, al gran Magnus Tavish (un hombre con un físico estupendo y la cabeza bien amueblada, pues es un reputado profesor, que escribe incluso para revistas y le encanta los pies de página. Además de ser miembro de una familia acomodada, llena de intelectuales). Pero el problema llega el día de su despedida de soltera, cuando sus amigas la llevan a una merienda en un gran hotel y pierde su anillo en un simulacro de incendios. Una joya que lleva generaciones en la familia Tavish de incalculable valor, tanto monetario como sentimental. Poppy está desesperada y aunque lo busca y rebusca, pregunta a diestro y siniestro todo es un caos y para colmo, intentando acceder a un mensaje le roban el móvil.
A mi me pasa algo así y directamente me quedo en la calle tirada llorando a moco tendido y es que parece que no le pueda pasar nada más. 
Poppy tira de sí misma para no desfallecer, algo tiene que hacer. Así que intentando buscar el anillo se encuentra, en una papelera un móvil. Quien se lo encuentra, se lo queda. La verdad es que hace unos años a mi me pasó algo parecido, pero no fue en una basura si no en el suelo del autobús, y aunque podría habérmelo quedado, lo devolví. Mi conciencia está tranquila. Pero me pongo en la situación de Poppy y en ese momento, creo que hubiera obrado de la misma forma, en quedarme el móvil. Así que Poppy se lo queda y da ese nuevo número al recepcionista del hotel que está hasta el moño de la mujer que ha perdido el anillo. Y así es como conoce a nuestro otro protagonista: Sam Roxton.
Sam es un directivo de una gran multinacional. Serio, responsable y guapo. No tiene miedo a afrontar la vida de frente y a veces suele ser demasiado seco y tirante. De pronto se encuentra en medio de una convención y su secretaria lo ha dejado plantado, sin previo aviso, tirando el móvil en la primera papelera que se encuentra. Por supuesto no está dispuesto a dejarle el teléfono, pero no tiene mucha opción. Igualmente Poppy le suplica tenerlo durante unos días hasta poder encontrar su anillo. Él accede, pero con la condición de que le reenvie todos los mensajes y mails que llegan a su bandeja de entrada.

Así que el móvil será el nexo de unión entre dos personas que no tienen nada que ver la una con el otro y es que mientras Poppy es una chica todo corazón que se desvive por agradar a los demás, que no le gustan los enfrentamientos y que siempre se despide en sus mensajes con emoticonos y muchos besos. En cambio Sam es más frío y distante. Firma con su nombre. Sus mensajes suelen ser escuetos y tiene incluso un "mensaje antimoscones" para quitarse a los tontos de encima.
Conocer a una persona a través del tipo de mensaje que deja o de los mensajes que llegan no es la manera que todos utilizamos, está claro. Pero es así como Poppy se hace una idea de cómo es Sam Roxton. Si tiene o no razón, tienes que averiguarlo al leer el libro. 
Poppy en un principio está dispuesta a mandar todos los mensajes sin leer si quiera nada, pero seamos sinceros: ¿No te picaría la curiosidad?
Sí, lo sé. La curiosidad mató al gato, pero este murió tranquilo porque supo el porqué. Así que Poppy, aún sabiendo que está invadiendo su intimidad no puede dejar de leerlos y yo tampoco, pues cuando ella dudaba yo pensaba: Venga!! abrelo, a lo mejor es algo importante, o algo que realmente hará que veas qué tipo de hombre es.
Después de estos dos personajes principales tenemos los secundarios. Magnus, el novio "perfecto" de Poppy. La familia de éste, que son unos sabiondillos. Las amigas de Poppy, incluso la organizadora de la boda. 
Todos y cada uno de ellos tiene su propia personalidad. Todos y cada uno de ellos están aún en mi cabeza, pues sinceramente, la autora nos los presenta perfectamente para qué podamos hacernos una idea de cómo son.
La novela está narrada en primera persona. Así que es como si nosotros fuéramos Poppy. Algo que me encanta, porque dejo de ser yo misma un rato para pasar una aventura divertida. Para mi Poppy es una chica ingeniosa, que siente que debe caer bien a todo el mundo, que no tiene que esforzarse tanto para hacerlo, pero que lo hace sin darse cuenta. Cuando le conté a mi marido cómo era la protagonista me dijo: ¡Mira como tu! por eso te gusta tanto porque te sientes identificada. Creo que tiene razón, pero pssssss, no se lo digáis, porque lo primero que pensé es que él se parece demasiado al protagonista.
La novela es sencilla y directa. Es divertida y coloquial. Sophie Kinsella lo vuelve a lograr con un lenguaje fresco y ágil y es que el punto de poner los mensajes entre los protagonistas, le da un toque más moderno a la novela, pero sin llegar a cansar o eclipar los momentos de descripción o verdaderas conversaciones.
El final, aunque esperado, me ha encantado y es que en este tipo de novelas puedes preveer qué pasará al final, pero aún así, el toque que le da la autora me ha parecido diferente y divertido.
 
Así que sí, Sophie ha vuelto a enamorarme y he pensado que llegados a este punto, lo mejor que puedo hacer es: terminar la saga de loca por las compras, que si no estoy equivocada me quedan un par. Espero terminarlos, antes de que acabe el año. 
¿Y vosotros? ¿Habéis leído a esta autora? ¿Y este libro? ¿Os gustó? Contadme!

8 comentarios:

  1. No he leído nada de la autora y, a decir verdad, no es que se me fuera la vida en ello pero si las lecturas resultan frescas (como suele prometer el género chick-lit), siempre está bien tenerlas en cuenta.

    Así que tomo nota. Gracias por ello.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me cuentas, si decides darle una oportunidad.
      MUAS!

      Eliminar
  2. Creo q te dije en una anterior entrada de esta autora, que solo he leído uno de ella, me gustó, no se pq no lo he intentado de nuevo.....este encabezará la lista, esa Poppy, ya te conocemos un poquito más (risas) y a Sam....pero con quien se quedaría con su prometido, ese reputado profesor ,o ese caracter frio y distante de Sam...?

    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que podría gustarte. Es muy de la autora!! jajajajaja.
      Aixx Poppy... Poppy... a veces me he visto reflejada en ella.
      Si quieres saberlo tendrás que leerlo.
      MUAS

      Eliminar
  3. ¡Holaaa!
    Como ya te dije no he leído nada de esta autora, pero me ha gustado tu reseña así que me apunto este =)
    Un besitoo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si le das una oportunidad este no sería un mal libro para empezar! :)
      MUAS!

      Eliminar
  4. Hola! Es el único libro de la autora que he leído y la verdad es que entretiene y es, cuanto menos, curioso el planteamiento de la trama. A ver si leo algo más de la autora ;) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Sí, la verdad es que entretiene y en un libro de chick-lit es lo que siempre busco.
      Ya me contarás si lees alguno más :)
      MUAS!

      Eliminar

¿Quieres decirme algo? Aquí te espero. Siempre con respeto hacia los demás, por favor.
No tolero los spam. Si quieres hablarme de tu blog, para que me pase y te siga, envíame un correo y estaré encantada de pasarme por ahí. No tolero que se haga publicidad en este blog, así que todos aquellos que solo me ponen su blog, serán borrados automáticamente.

¡Gracias por pasaros! Pues el blog se alimenta de vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...